Últimos temas

Runaway | Nicholas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Runaway | Nicholas

Mensaje por Elsa F. Kristensen el Dom Ago 30, 2015 4:38 pm

Nick
Amsterdam
RUNAWAY



No quería creerlo al principio, porque era una tontería creer que por mudarse de Copenhague a Londres iba a perder contacto con sus amistades de toda la vida, pero lo cierto era que la capital inglesa la había absorbido de tal forma que a veces incluso le era complicado encontrar un momento para su propia família. Y ese día había decidido que ya no podía alargarlo más, o más bien no quería. Con el avión privado de la família a su disposición, sólo le hizo falta preparar una ligera bolsa de viaje y el coche privado la llevó al aeropuerto.

"Estoy de camino. Ven a buscarme al aeropuerto. Vamos a escaparnos de los guardas y me llevarás a algún rincón bonito de Amsterdam."

Aquello era todo lo que se había molestado en escribirle a Nicholas, porque se conocían lo suficiente para saber que no necesitaba ninguna invitación formal para ir a visitarle. No debía tener más de cinco años la primera vez que se habían visto, y recordaba haber pensado que era un niño tonto que sólo pensaba en cosas de niños. Pero por alguna extraña razón, ese niño tonto se había convertido en su mejor amigo, y aunque algunas épocas habían sido más complicadas que otras, ahí seguían, y sentía que confiaba más en él que en ninguna otra persona del mundo.
La prensa se había vuelto loca en muchas ocasiones intentando descifrar si tenían algo romántico. De hecho, todo el mundo debía haber creído eso en algún momento. Sospechaba que incluso sus padres habían hablado en alguna ocasión de si sería inteligente comprometerles oficialmente, pero al final todo había quedado en nada. Porque la verdad era que Nicholas era como su segundo hermano, y que hubiera sido la cosa más extraña del mundo pensar en él de otra forma que no hubiera sido esa, por gran tópico que sonara aquello.

Había salido la noche anterior, así que se pasó todo el vuelo durmiendo, aunque con poco más de una hora de duración era más bien un mini-sueño que dormir de verdad. La voz del copiloto anunciando que estaban llegando a Amsterdam la sobresaltó, descubriéndose con la cabeza contra la ventanilla y doblada en una posición poco natural. Se desperezó justo a tiempo para aborcharse el cinturón de seguridad para el aterrizaje, agradeciendo su idea de ir vestida como una persona normal y no como una princesa. Unas cuantas arrugas no se notarían en su conjunto sencillo de camiseta y vaqueros.

Sonrió al ver como Nicholas la esperaba en la misma pista. Por supuesto no era la pista principal del aeropuerto, sino una de uso exclusivo, así que era seguro estar ahí, porque no iba a haber más tráfico aéreo. Saltó los escalones de dos en dos para precipitarse a abrazarle, intentando ignorar al par de guardaespaldas que tenía justo detrás. Habían sido demasiados meses.

- Niiiick ¿Cuantas veces tengo que invitarte a venir a Londres para que me hagas caso? Si ni la promesa de mujeres guapas lo logró, ya no sé que más puedo decirte. - se tomó su tiempo para darle un sonoro beso en la mejilla y ofrecerle su mejor sonrisa. ¿La verdad? Estaba analizando la situación para que pudieran escapar en ese coche oficial que seguía detrás de ellos. - ¿Cual es el plan de fuga? - preguntó en un susurro.

robb stark

_________________
dinamarca - real
avatar
IMAGEN DEL PERSONAJE :

MENSAJES :
18

PUNTOS :
400

Volver arriba Ir abajo

Re: Runaway | Nicholas

Mensaje por Nicholas S. Henstridge el Mar Sep 01, 2015 5:20 am

Elsa
Amsterdam
RUNAWAY


Estaba bastante entretenido con una pelirroja. Sus amigos aparentemente le habían conducido a una encerrona con la muchacha, creyendo prudente y gracioso que él pudiese divertirse con alguien más dócil que su rebelde y molesta prometida. Si él pudiese decirles que aunque ella fuese extremadamente molesta, le gustaba de todos modos, probablemente él se hubiera ahorrado el estar allí y ellos no le hubiesen preparado aquello, pero como incapaz de aceptarlo en voz alta, él prefería la encerrona.

Su móvil en la mesa de vidrio vibró, y la pelirroja gimió en protesta cuando él la apartó de sus piernas y cogió sin el más mínimo interés en dejarlo de lado. Leyó el mensaje y una sonrisa de lado se formó en su rostro, dispuesto a parar aquello antes incluso de que comenzase— Lo siento, bonita, me requieren en el palacio —dijo suavemente mintiendo, dejándole un beso en el cabello y se levantó del sofá donde estaba sentado, aun con las protestas de ella.

Su guardaespaldas estaba parado al lado del coche mirando a la nada, tan impasible como siempre pero, cuando él salió, este dirigió toda su atención a él. Nicholas pensó que sería una tontería escaparse en ese momento, justo cuando él le enfocó su mirada y asintió en reconocimiento— ¿Dónde lo llevo, Alteza? —él preguntó y Nicholas sonrió— A la pista, John. Elsa llega de Londres en breves —su mirada se iluminó, alegrándose por el encuentro.

Elsa era su mejor amiga. Él sospechaba que la mayoría de personas creían otra cosa, pero no era así. Su amistad se remontaba a la época en que los dos tenían pañales (teniendo que admitir que él había tardado un par de añosm ás que lo común en que los pañales abandonasen su cuerpo, encajaba el tiempo) y si quiera pensar en una relación más allá de la amistad, era extraño. Como pensar en una relación con sus hermanas, por ejemplo. Era bastante similar. Eran hermosas ciertamente, pero el cariño era más bien fraternal.

Él había estado esperando por lo que parecieron horas y no había quitado su sonrisa cuando vio que el jet se acercaba en el cielo— ¡Oh, cállate y ven aquí! —abrió sus brazos y la recibió, envolviéndola en un cálido abrazo a penas ella bajó— Odio el clima de Londres. Ni siquiera sé por qué te has acostumbrado allá —murmuró riendo como muy pocas veces hacía y como muchas veces, cuando estaba con ella. Luego él miró a su alrededor, y sonrió—. Vas a amar el plan.

Pero, probablemente, no fuese así.

Nicholas la cogió de la cintura y se giró para mirar a John que estaba ahí, impasible. Iban a tener que correr un poco, pero valdría la pena. Aunque a Nick no le molestaba la presencia de su guardaespaldas, ya la estaba haciendo falta apartarse de él. Como siguiesen así, iba a casarse con él y no con Agatha. El tiempo que pasaban juntos era exorbitante.

Se metieron en el coche y le pidió a John que les llevase al centro comercial. La idea principal era perderse entre el cúmulo de personas, cuando creyesen que Nick y Elsa estaban teniendo una cita romántica en un restaurante. John generalmente huía de los paparazzis porque les detestaba, así que no iba a ser tan dificil.

robb stark
holanda - real
avatar
IMAGEN DEL PERSONAJE :

MENSAJES :
13

PUNTOS :
395

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.